martes, 12 de mayo de 2009

Adios





No me gustan las despedidas, siempre quedan demasiadas cosas por decir, son demasiado forzadas, frías. Pero supongo que no es el caso, no hace falta decir nada, porque tus canciones no van a dejar de sonar y con ellas se quedará tu esencia , y además, tengo el fuerte convencimiento de que es posible que algún día nos podamos ver, allá, en el otro lado. No te preocupes, como decías en aquella canción, y vete tranquilo, sin mirar atrás, que tu propia música, el mayor de tus legados, se encargará de que nadie se olvide de quién fuiste.

No hay comentarios: