sábado, 16 de enero de 2010

Satisfaction






Bocas firmemente selladas, ojos aletargados, sueño en las miradas y pesar en los corazones. Alcohol derramado, penas que no se extinguen, heridas que nunca se curan. El aliento del autoengaño que no deja buen sabor, las horas que no pasan, corazones que ya no laten a su ritmo. Todas y cada una de las cosas que nunca se dicen , flotan sin embargo sobre nuestras cabezas.

No hay comentarios: