Entrada destacada

¿Quién te va a querer?

Ni todos los villanos viven en castillos fúnebres, ni tienen todos espadas legendarias para hacer el mal. A veces la realidad es mucho más...

jueves, 17 de marzo de 2011

Glee







Muy a pesar de las reticencias de la gente, que tiende a aceptar "Glee" más como una serie para adolescentes, ñoña y mala que como una serie de cierto trasfondo emocional basada en algún que otro arquetipo, el capítulo de ayer hizo que se consolidara -si bien casi lo era ya-como una de mis favoritas. Con las canciones propias y los últimos minutos, y quizá con unos diálogos que no llegan a la talla de los de series como "Breaking Bad" o alguna de sus hermanas, llegan a expresan tanto con las canciones, que los amantes del género, lógico, lo apreciamos.
Personajes como Sue Silvester, Will Schuester o incluso Kurt Hummel, pequeñas joyas aún por descubrir para muchos, ya han sido alabados por premios y crítica, y aunque si es cierto que la temática central siempre es el amor (acaso no todo en el mundo gira alrededor del amor?) pienso, quizá en mi fanatismo exagerado, que va más allá. Depende de interpretaciones.

Para mí glee es una pequeña cantera de genios con gran futuro, que traerán muchas, muchas sorpresas. Y sigo disfrutándolo todas las semanas. Cada Martes. Casi siempre a las diez.



Go New Directions!

1 comentario:

un ratón dijo...

Me encanta Glee, la gente no lo entiende, al principio ni yo misma lo entendía pero me ha enganchado por que saben perfectamente elegir las canciones, de hecho hay algunas versiones que me gustan más de Glee que las originales.
Un saludo