viernes, 25 de marzo de 2011




Las historias de amor son infalibles. Nos cautivan desde el primer momento y nos emocionan, aunque sean de previsible final. La clásica fórmula de la tensión sexual contenida que nos motiva en cualquier momento porque al fín y al cabo, se recrean situaciones en las que nos buscamos siempre. Si el ser humano no lo tiene, lo busca en la ficción. Y cuándo lo tiene, se regodea con aquello que podría ser y no será. Caprichosos que somos todos.

"Leap Day" es una película bonita, pero va más allá. Nos ofrece el aliciente de que está rodada en Irlanda, y es que el director no sólo no escatima en planos del paisaje, que nos interesa y mucho, pero siempre siempre menos que los planos Matthew Goode, (en la ducha, con la barba, semi-desnudo) uno de los actores más guapos de todo el mundo, que aparece como protagonista.

Y es que el argumento no innova. Chica bien, chico de pueblo, intiman en el curso de un viaje, aunque ella tenga novio. Podemos imaginar por dónde van los tiros. Pero la mente femenina va más allá, porque esta película es todo un viaje para los sentidos -Hablo desde la perspectiva femenina, pero los hombres pueden hacer lo propio con Amie Adams- porque todas nosotras en algún momento, nos pondremos en la piel de la mujer, y nos moriremos de gusto con semejante protagonista. Amor a primera vista. Personaje, duro, logrado, torturado. No se puede pedir más. Yo de hecho acabé planteándome mi propia existencia despues de la película y sintiendo unas ganas horribles de traspasar la pantalla, cargarme a la chica, y huir con el hombre de mi vida, o quiero decir Matthew Goode.

Y la recomiendo porque es bonita, entretenida, emotiva, graciosa incluso. Huyendo de la profundidad de muchas películas, siempre gusta salir un poco a la superficie y disfrutar con pequeñas joyas como ésta, para recordar. Amores fáciles pero profundos. ¿Qué sería de nosotros sin el amor? Y si no, sin Matthew Goode, que es todo un portento, y sino juzguen ustedes mismos. Yo de momento ya tengo encargado mi clon para cuándo se disponga de la primera máquina clonadora. Voy a esperar..lo que haga falta.

2 comentarios:

Buscando un lugar dijo...

me das miedo cuando dices que quieres matar a la protagonista... eso no es bonito! y dices que te transmite cosas bonitas! pero también instinto asesino! jajaja.
gracias por la recomendación. lo malo de algunas películas románticas es que nos venden un amor muy de diseño industrial donde no se ahonda en sentimientos verdaderos y terrenales y creo que ayudan a alimentar ideales e ideas estereotipadas de las relaciones personales.
a mí la que más me ha gustado hasta la fecha (de pelis del mismo corte sentimental) es 500 días juntos, me parece peculiar, estimulante, porque eso de ir hacía delante y hacía atrás es cuanto menos entretenido, y aunque no inventan nada, lo cuentan y dicen diferente, besos nena.

Niña triste, hiperestésica dijo...

Fíjate que a mi lo único que me gustó de esa fue la banda sonora de "500 Días" pero creo que tambien es que te influye mucho con quién compartes la película, y si a esa otra persona no le gusta tiende a influenciarte a veces. Pero sí, el final no es tan "made in hollywood", que es comercial..pues sí, pero es que a ver que no lo es hoy en día.

Mua :)

Muaa
:)