Entrada destacada

¿Quién te va a querer?

Ni todos los villanos viven en castillos fúnebres, ni tienen todos espadas legendarias para hacer el mal. A veces la realidad es mucho más...

viernes, 24 de febrero de 2012

25 de Febrero




Hoy ya hace tres años.
Y los días siguen siendo días, y las noches, noches, y la lluvia sigue mojando mi corazón. Nada ha cambiado desde ayer pero todo es diferente. Y de todas las cosas, un recuerdo persiste en mi mente: una sonrisa, la más pura, y un corazón grande, tanto que una sola mirada no podría abarcarlo. En definitiva, tú.

Y nunca podré agradecer lo suficiente haber coincidido contigo en esta vida, jamás. Y desde luego, no te hubiera cambiado por otra. Nuestro tiempo, fue corto pero intenso, muy intenso. No me arrepiento de nada.

A veces, aún hoy, siento la necesidad de descolgar el telefonillo, y despedirme, pasearme hasta la habitación del fondo y disculparme, porque he hecho algo mal y necesito pedir perdón,porque necesito que me cuides, mientras pongo voz de lastimosa porque estoy mala y te necesito o porque simplemente tengo algo que decir y no se como hacerlo, y entonces me acuerdo. Y cierro los ojos. Así reías, así olías, ya no se si me acuerdo bien.

Allí dónde estés, a ese lugar extraño dónde el tiempo y los años te han llevado, no has podido llevarte tus recuerdos, porque los tengo todos conmigo, encerrados, en una caja fuerte. Yo y todos los demás. Jamás te lo dije, fuiste única en tu especie.

Se con certeza, que hoy una estrella brilla con más intensidad en el cielo que las demás y comparte su destello con todos nosotros, que aunque no lo digamos, te echamos de menos. Que dónde estés, nos esperes muchos años, sin olvidarnos, nunca. Nos encontraremos.

2 comentarios:

Sara1618 dijo...

Me gusta mucho como escribes, se nota que lo sientes.

Buscando un lugar dijo...

que bonito nena...