sábado, 27 de julio de 2013

Emotional storm



En sus ojos había amor, pero más allá de eso descifrar cualquier otra cosa parecía imposible, por lo que quizá desde un primer momento hubiera estado confundida . Quizá me quisiera, ¿por qué iba a mentir?, quizá solo intentara llenar esa insondable sensación de soledad que nos viene un poco a todos a veces con una persona que parecía construida a su imagen y semejanza. Por supuesto para mi ninguna de las dos cosas era suficiente, yo lo quería todo: todo o nada. También tenía detalles, pero a mi tampoco me bastaban, necesitaba más y necesitaba que fueran de verdad, de esos que conmueven porque salen de dentro, pero que no se quedan a la mitad, escondidos en el tintero, falsos, novelescos. También tenía una necesidad desesperada de mi a veces, que me asustaba y me embriagaba, que me confundía por su novedad y me volvía loca, rematadamente, porque cuando necesitaba de su compañía que me brindaba gratuita y constantemente, no estaba conmigo, sino a millones de años luz de la tierra, en alguna otra galaxia bastante perdida que yo desconocía. Y así día tras día, acumulando dígitos en la fecha de un aniversario irreal que quizá no significaba nada para dos personas que fingían amarse locamente para evitar que el mundo se desmoronara poco a poco. Estábamos igual, solos y perdidos, pero jamás lo sabríamos.

No hay comentarios: