Entrada destacada

Partículas de tiempo.

Se que durante años vagué sin rumbo, dándome cabezazos contra la pared, queriendo lo imposible. Te veía tan cerca, puro, tan de ver...

viernes, 14 de mayo de 2010

Dear friend.

Mi mas querido amigo:

Hace tiempo deje de buscar para ti un nombre con el que definirte, la nada que me evoca la ausencia de aquella persona tan querida para mi es demasiado grande como para encontrar una palabra sonora que describa semejante dolor, pero no puedo desaprovechar la ocasion que me brinda mi actual estado de animo, ahora que me encuentro mejor,de escribirte unas lineas, lineas que espero no den lugar a reproches o penurias, ya que desde luego no adornan en absoluto la prosa estos dias.

La ultima vez que te vi, llevaba demasiada prisa, no me detuve demasiado, otro gallo hubiera cantado si hubiera sabido que pasaria tiempo despues. Supongo que era uno de esos dias absurdos en los cuales a uno le da por crecer demasiado deprisa, o creer que crece,y creerse lo que no es, un ser con madurez bastante como para juzgar segun que cuestiones-supongo que alla donde estes, tambien existan dian de esos- esos en los que olvidas que intentar llegar a los sitios antes que a los demas a veces no suele resultar bien, porque olvidas observar detenidamente lo que discurre a tu paso, pasos entre los cuales a veces resbala un amigo al que no volveras a ver, por mucho que llores, reces o intentes retroceder en el tiempo.


Pero bueno, te guardo en un recuerdo muy concreto, ahi no te pierdo de vista.¿Sabes? Nunca antes lo habia admitido, pero no hay dia que pase que no me venga a la mente nuestro fugaz encuentro años atras, desnuda la verguenza de la pubertad que daba sus ultimos coletazos una noche tibia. No habia sentido tanto afecto desde quien sabe cuando, un afecto mas que liberador del que sin embargo me vi privada sin razon aparente un dia como otro cualquiera tiempo despues, cuando de repente un inmenso vacio de imposible final se abria paso ante mis ojos. ¿Quiza debemos agradecer que al menos hayamos tenido la oportunidad de saborear la plenitud de la felicidad por un momento? Eso es un misterio.

Reconoceme al menos, que es duro afrontar,despues de decidir que a ti, solo a ti, entregaria hasta la ultima de las verdades a las que daba cobijo mi torturada mente, que la vida me volviera asi la cara sin ninguna ezplicacion. Otra cosa que ya jamas nadie podra explicarme, nunca encontre ningun error, tal vez solo el de dar para recibir algo a cambio. Pero el tiempo que es sabio consejero , me revelo por casualidad que aunque quiza entregarse de una manera tan plena a un ser humano no resulta bueno, tampoco lo es arrepentirse de las decisiones firmes y premetitadas que nacen de lo profundo del pecho, ¿Que lugar mas seguro para ocultar lo que mas queremos?


Y es triste, pero que facil es para nosotros los seres humanos, compadecernos o sentir afecto por nuestros similares cuando han muerto o no van a volver, cuando han desaparecido misteriosamente. Somos demasiado misericordes con todos esos desperfectos del alma humana que se exteriorizan en forma de orgullosos defectos y enmascaran nuestros fracasos que el tiempo convierte en remordimientos imborrables. El hombre, demasiado idiota, demasiado fragil, poco soporta.


Y te recuerdo, dia si, dia tambien ¿Por que negarlo ahora que ni siquiera puedes oirme ni verme?Es una ventaja de la muerte, que no solo nos vuelve mas humanos, nos hace sinceros y misericordiosos. El daño que me hiciste fue tal, por ser proporcional al sentimiento de ridiculo nombre que por desgracia ocultaba bajo millones de capas de negacion.

Pero te perdono, aun a pesar de todo -prometi no reprochar me recuerdo- porque fuiste capaz de lo peor, pero tambien de lo mejor, no vamos a recordar solo lo malo, resultaria pura autodestruccion. Y aunque al final la cosa resulto insostenible, esa razon sin embargo nunca fue lo suficiente buena como para enturbiar nuestra inexistente despedida, no hay nada en la vida que lamente mas.

Y aqui cada dia, en la tierra de los vivos que no lo son tanto, porque sobreviven huyendo a la ausencia de los que se revelan ya imposibles, te echo de menos. Si de verdad las almas que no son justas pagan por sus pecados, nos veremos en el infierno. Aqui todavia queda mucho que atravesar.

Te quiere, tu amiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario