Entrada destacada

Partículas de tiempo.

Se que durante años vagué sin rumbo, dándome cabezazos contra la pared, queriendo lo imposible. Te veía tan cerca, puro, tan de ver...

jueves, 21 de mayo de 2009

Friday, I'm in love





Llegaba tarde a clase, una vez más, rodeada por una maraña de pensamientos de lo más contradictorios. Mientras caminaba lentamente en dirección a la facultad, para que así me diera tiempo a ordenar todos aquellos desastres mentales que el tiempo y quién sabe qué más factores habían creado, sentía que ese pinchazo que tanto se manifestaba durante los últimos días se intensificaba aún más, hasta convertirse en una grotesca sensación de necesidad desesperante, que todavía no podía explicar.

Entré disimuladamente en el aula de nombre enrevesado, sin aclarar ni una sola de las dudas que me había planteado, y me senté de la forma más discreta que pude, muda y enrojecida y sobre todo anonadada por aquella situación que me había superado totalmente, ¿Cómo podía pasarme eso a mí que hasta el momento no había tenido problemas de autocontrol?

La verdad es que la situación se las traía, era algo fuera de lo habitual, rara dentro de mi peculiar historial pero de lo más normal entre el común de los mortales.Supongo,o quise suponer, que era parte de aquel sentimiento que tanto me gustaba ver reflejado en obras literarias y películas, pero que tan poco dada era a sentir en la vida real, demasiado incómodo para alguien tan acostumbrado a las facilidades de relaciones vacías...pero en todo caso tan dificil de evitar a esas alturas del juego.

Observé que ya no podría hacer nada para luchar contra mi particular debilidad, aquella misma mañana, cuando descubrí que mis pulsaciones se aceleraban enormemente ante su presencia, alcanzando decibelios paranormales, cuando me dí cuenta de que no había anemía que explicara aquellos mareos repentinos que no se manifestaban si no durante aquellas primeras horas,y por aquellos pensamientos que no me abandonaban en ningún momento del día: mañana, tarde y noche.

Y me rendí y dejé de luchar contra mí misma, o al menos intenté hacerlo un poquito menos. Y todo lo demás desapareció, absolutamente todo...porque no lo recuerdo ya, o solo quedan retazos poco valiosos que el tiempo tardará poco en borrar. Y a partir de ese momento, solo existían aquellos momentos, nada más, hasta hoy...

y espero que siga así, mucho mucho tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario